Relatos de la Pasieguería

La especie humana cuenta con un elemento singular, la cultura, gracias a la cual ha desarrollado una serie de etapas —cazadora-recolectora, pastoril, agrícola, artesana, industrial, científico-tecnológica—, recorriendo una historia ecológica que le ha permitido regular las limitaciones del entorno para optimizar su supervivencia. Sin embargo parece que esta creciente capacidad de manipular el entorno devalúa, en realidad, su adaptación. Y así nos encontramos el enfermizo panorama de las actuales —así denominadas— sociedades desarrolladas.

La comunidad pasiega (Cantabria, España) representa un grupo humano que aún mantiene relaciones plenas (y buenas) con su entorno natural, desarrollando un sistema socio-económico particular, provechoso e inofensivo para ambos,  humanos y  medio ambiente, que viene en apoyo del requerimiento de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de Naciones Unidas para promover la prosperidad al tiempo que la protección del medio ambiente.

La comarca pasiega se sitúa en el borde sudoriental de la cordillera Cantábrica, formando parte de la franja intermedia, de valles interiores, del territorio cántabro, entre la franja costera y la franja meridional. La Comunidad de Cantabria, con una superficie de 5.321 km2, se organiza en comarcas, municipios y villas, que antes fueron merindades, señoríos y aldeas, en la antigua organización feudal. La comarca pasiega contiene, entre otros, los municipios de Vega de Pas, San Pedro del Romeral y San Roque de Riomiera. Los tres municipios pasiegos ocupan una superficie de 187 km2, en la parte suroriental de la Comarca, que limita al norte con el valle de Carriedo, al este con la comarca de Miera, al oeste con la comarca de Besaya, y al sur con Burgos. Cada una de estas municipalidades cuenta con una serie de villas. En Vega de Pas, con un censo que apenas alcanza los 1.000 habitantes y 87 km2, están Candolías, La Gurueba, Guzparras, Pandillo, Viaña, Yera y la capital, Vega de Pas. San Pedro del Romeral con cerca de 600 habitantes y 65 km2 incluye Aldano, Bustaleguín, Hornedillo, La Peredilla, San Pedro del Romeral, La Sota, Vegaloscorrales, Vegalosvados, Alar y Bustiyerro-El Rosario. Finalmente, en San Roque de Riomiera, con menos de 500 habitantes y 35 km, están La Concha, Merilla y La Pedrosa.

La Exposición temporal Relatos de la Pasieguería tiene su punto de arranque en la Tesis doctoral de su autora, Estudio de Ecología Humana en la Comunidad Pasiega (Cantabria), defendida en el año 1999. El material fotográfico y sus contenidos actualizados provienen de dicho estudio, que examinaba la respuesta de acomodación poblacional biocultural a través de la descripción y el análisis de los componentes y las relaciones que se establecen con el ecosistema pasiego. De las grabaciones que se obtuvieron de algunos de los paisanos de las Villas se ha seleccionado para esta Exposición temporal la historia de vida de Santiago Laso, Santiaguco,  que, a partir de las transcripciones de las conversaciones mantuve con él, son el hilo conductor de la exposición, al irnos introduciendo en los diferentes aspectos de esta singular forma de vida.

Elena Flores Pérez es Doctora en Biología por la Universidad Autónoma de Madrid y actualmente se encuentra colaborando con diferentes organizaciones del tercer sector para la sensibilización y la divulgación de la salud ambiental y la protección del medio ambiente, en el marco de la Ecología Humana.  Mas información sobre la comarca pasiega puede encontrarse las web de Asociación para la Promoción y Desarrollo de los Valles Pasiegos, El Grupo de Acción Local de los Valles Pasiegos y Leader Valles Pasiegos.