Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico

Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico
Izquierda, Bouraga, Tagant (Mauritania), 2008, derecha, supermercado en Segovia (España), 2018 © F. Sánchez Aguado

Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico

El ODS 8 plantea Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. La falta de empleo es la principal causa para no poder escapar de la pobreza, aunque en muchos países el hecho de tener un empleo tampoco proporciona los medios suficientes para salir de ella. Alrededor de la mitad de la población mundial subsiste con el equivalente a dos dólares estadounidenses al día, y la falta de oportunidades de trabajo decente, la insuficiente inversión y el bajo consumo impiden que todos puedan compartir el progreso de la sociedad.

Aunque la falta de empleos decentes afecta a todo el mundo, lo hace en distinto grado y, como se muestra en las fotos, para un mismo tipo de trabajo, las situaciones son radicalmente distintas, no solo en lo que se refiere al entorno de trabajo —y ya es mucho— sino a las condiciones laborales referidas a contratación, salario, cobertura sanitaria, seguridad, etc.

Junto a metas para 2030 como el crecimiento del Producto interno bruto (PIB) de al menos el 7% anual en los países menos adelantados o lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, las hay más ambiciosas, como adoptar medidas inmediatas para erradicar el trabajo forzoso, acabar con la esclavitud y la trata de personas y prohibir y eliminar las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas.

Pero también hay metas más tibias, como la que persigue mejorar la producción y el consumo eficientes de los recursos mundiales y procurar desvincular el crecimiento económico de la degradación del medio ambiente: hay que hacer algo más que procurar esa desvinculación si queremos un futuro seguro, y buscar alternativas al crecimiento del PIB para lograr el desarrollo y el bienestar de los países y sus ciudadanos