Tamaños corporales e historias de vida

Tamaños corporales e historias de vida
2019. Elefante asiático de Sumatra ('Elephas maximus') macho de unos 4 años, edad a la que según estudios longitudinales en elefantes semicautivos de Myanmar, es destetada esta especie asiática. Foto: Teresa Palacios © Teresa Palacios

Tamaños corporales e historias de vida

La contraposición entre las estrategias altricial y precocial se pueden apreciar claramente contraponiendo las variables de historia de vida de mamíferos de tamaños corporales dispares, por el ejemplo, el topillo campesino (Microtus arvalis) y el elefante africano (Loxodonta africana). (Datos sobre historia de vida de mamíferos pueden buscarse en The Animal Ageing and Longevity Database.)

El topillo campesino, de amplia distribución euroasiática, pesa 27,5 gramos y tiene una longevidad en cautividad de en torno a cinco años. Las hembras de esta especie maduran a los 38 días y tienen una media de 5,5 camadas al año, compuestas de cinco fetos, que nacen tras 21 días de gestación pesando menos de dos gramos y que serán destetadas a los 20 días, cuando apenas pesen nueve gramos. En clara contraposición, las elefantas africanas pesan por término medio 2.800 kilos (los machos, 5.000) y tienen una longevidad de en torno a 65 años; su edad media de primera maternidad es de 13,8 años y gestan cada cinco años un único feto que nacerá al cabo de 670 días pesando 106 kilos y que será destetado a los tres años, con 600 kilos. En suma, los topillos viven muy rápidamente y los elefantes muy lentamente: en los años que precisa una elefanta para ser madre por primera vez, habrán nacido cerca de 80 generaciones de topillos, lo que supone en torno a 1030 nuevos miembros de esta especie frente a un único elefante.

Los mamíferos terminan de crecer en tamaño cuando alcanzan la maduración sexual, de tal manera que en estas contrastadas historias de vida destaca la cadencia con la que transcurren las sucesivas etapas del ciclo vital de una especie, además de las tasas reproductivas. Los componentes de la historia de vida covarían y la conclusión que parece derivarse del anterior ejemplo es que lo hacen en función del tamaño corporal adulto: las especies de pequeño tamaño tienen historias de vida rápidas, las de gran tamaño, lentas: «hacerse grande requiere tiempo». Así, alternativamente a la dicotomía altricial/precocial, las historias de vida mamíferas pueden expresarse a lo largo de un denominado «continuo rápido/lento».

La práctica totalidad de los componentes de la biología mamífera están correlacionados —covarían— con el tamaño corporal y, en la mayoría de los casos por medio de funciones alométricas. Las variables de la historia de vida, también. [Carlos Varea]