Capacitación para dar seguimiento al impacto ambiental de palafitos (Yucatán)

Capacitación para dar seguimiento al impacto ambiental de palafitos (Yucatán)
2.000. Investigación enseñanza aprendizaje y acción. San Crisanto, Yucatán, México © Archivo del laboratorio se Somatología. Departamento de Ecología Humana, Cinesvat. Merida

Capacitación para dar seguimiento al impacto ambiental de palafitos (Yucatán)

La participación comunal en procesos de Investigación-Acción  Participativa (IAP) es indispensable y formativa: todos aprendemos algo al resolver un problema. En la construcción de prototipos de palafitos para la costa del Yucatán (México). Los participantes del grupo comunitario aprendieron conceptos de arquitectura, corrosión ecología e IAP, necesarios para tener una mayor participación en el diseño y construcción de los palafitos, enseñar lo que saben, interactuar con especialistas en esas disciplinas, y dar seguimiento al impacto ambiental de las viviendas.  La metodología de la IAP es dialógica, combina la investigación con la enseñanza-aprendizaje y la acción, consecuentes con los planteamientos de participar en la producción de conocimiento.  Las problemáticas de las comunidades son el punto de partida para buscar soluciones y transformar las condiciones de vida de la población, para llegar a procesos de empoderamiento que propicien la producción de conocimientos y acciones útiles para los involucrados y su ambiente.

El mayor aprendizaje ha sido construir una vivienda a través de la colaboración entre un equipo multidisciplinario de académicos y algunos miembros de la comunidad, quienes se incorporaron al trabajo desde su diseño mismo. Los participantes, a nivel individual y el grupo, fueron respetados en todo momento del proceso, en el cual señalaron sus acuerdos y manifestaron sus críticas, que fueron escuchadas y analizadas. En conjunto obtuvimos un prototipo resultado de un trabajo en común y que no es, como muchos otros proyectos bien intencionados, uno técnicamente impecable pero ajeno a la comunidad.

 

Mª Teresa Castillo Burguete y Federico Dikinson, profesores e investigadores del Departamento de Ecología Humana. Cinvestav-Mérida (México)