Mortalidad infantil, neonatal y pos neonatal

1860. Ama de cría con neonato en brazos, Madrid (España)  © Museo Nacional del Romanticismo

Mortalidad infantil, neonatal y pos neonatal

 La tasa de mortalidad infantil en menores de un año, fue el indicador más utilizado para evaluar salud infantil mientras las muertes pos neonatales (entre 28 días y 12 meses) se mantuvieron más elevadas que las neonatales (anteriores a 28 días). La mortalidad infantil se redujo extraordinariamente por el control de las causas de muerte pos neonatal, mayoritariamente de origen infeccioso y nutricional y eso concentró el interés sanitario en la reducción de las muertes neonatales. Así se empezó a utilizar la mortalidad neonatal como indicador de salud.

En la España de 1900 morían 200 menores de un año por cada 1.000 nacimientos, valor próximo al que tenía Angola en 1997 (de 191), país con la mayor tasa de mortalidad infantil a finales del siglo XX, y en el que todavía hoy, no se han invertido las tasas de muertes infantiles pos neonatales y neonatales. En España la inversión entre las tasas de muerte neonatal (16,1 %0) y pos neonatal (14,5%) ocurrió en 1964.


Foto, Patricia Elena Suárez