Pobreza, género y desarrollo: recolectoras de té

Pobreza, género y desarrollo: recolectoras de té
2016. Mujeres recolectando té, Nuwara Eliya (Sri Lanka)  © AEEH

Pobreza, género y desarrollo: recolectoras de té

El té, introducido por los británicos en Sri Lanka, es una de las principales fuentes de ingresos de este país. Su recolección está en manos de las mujeres, que suelen trabajar a destajo durante prolongadas jornadas a altitudes próximas a los 2.000 metros. La mayoría de las trabajadoras de esta zona pertenecen a familias cuyas mujeres están especializadas en esa profesión y forman parte del escaso 30% de la fuerza laboral femenina del país (frente al 75,6% de la masculina).

Solamente un 18% de la población es urbana. Su Índice de Desigualdad de Género tiene un valor medio en el ranking global (de 0,386), mejor que el de otros países del Sudeste Asiático dado que tiene una puntuación más favorable en sus componentes de salud reproductiva y educación secundaria, pero no en participación parlamentaria ni en fuerza de trabajo femeninas.

Las bolsas de plástico sustituyen a las tradicionales cestas para recolectar, hechas de fibra vegetal