Objetivo 12: Producción y consumo responsables

Objetivo 12: Producción y consumo responsables
Arriba, Valdenoceda, Burgos (España), 2018; abajo, San Pelayo, Burgos (España), 2018 © F. Sánchez Aguado

Objetivo 12: Producción y consumo responsables

El consumo y la producción sostenible consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía, la construcción de infraestructuras que no dañen el medio ambiente, la mejora del acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales. Su objetivo es hacer más y mejores cosas con menos recursos, y para ello resulta básico desvincular el crecimiento económico del uso de los recursos naturales. El concepto a asimilar y poner en marcha es el de economía circular.

Las fotos mostradas aquí ilustran dos modelos de producción: arriba, explotación agrícola industrial, de elevado rendimiento pero intensiva en el uso de maquinaria y productos químicos, contaminante, generadora de pocos puestos de trabajo, y practicada sobre grandes superficies dedicadas a monocultivos (en muchos casos para alimentar al ganado); abajo, explotación familiar, en superficies reducidas, sin utilización de maquinaria y productos químicos, no contaminante, generadora de más puestos de trabajo a tiempo parcial, y abastecedora de comercio estacional de proximidad.

Precisamente la contaminación atmosférica, del suelo y del agua, y la exposición a productos químicos tóxicos son algunos de los problemas derivados de los procesos productivos, y algunas de las metas del ODS 12 (Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles) para 20230 son lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales, reducir el desperdicio de alimentos, desde la cosecha o pesca hasta el consumo final, reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización, o racionalizar los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles que fomentan el consumo.