Medio biocultural, longevidad y esperanza de vida

Medio biocultural, longevidad y esperanza de vida
1920. "El Tio parlique y Jose el alcaldico", con sus respectivas mujeres. Santa Colomba de Somoza (España) © AEEH

Medio biocultural, longevidad y esperanza de vida

La edad de muerte es un indicador de la longevidad individual y de calidad ambiental, mientras que la Esperanza de vida al nacer es un indicador poblacional global de salud, que refleja las tasas de mortalidad por edades, de tal manera que todos los programas de salud  y de erradicación de la pobreza influyen positivamente sobre él.

La mortalidad elevada en edades tempranas se debe mayoritariamente a enfermedades infecciosas, y reduce considerablemente la Esperanza de vida al nacer. El control de esas causas tempranas de muerte en los países con mayores ingresos,  aumentó su Esperanza de vida y transformó su patrón de enfermedad, ahora con un predominio de enfermedades crónicas y degenerativas que afectan a las edades avanzadas.

En los países más pobres, aunque la situación ha mejorado, las principales causas de muerte siguen siendo algunas enfermedades infecciones (respiratorias, SIDA, diarreas, paludismo y tuberculosis), las complicaciones del parto y los factores nutricionales, que se producen a edades tempranas en ambos sexos o durante la vida reproductiva de las mujeres.

La Esperanza de vida en España se duplicó con creces para mujeres y hombres entre 1900 y 2015 aumentando tambien significativamente la diferencia a favor de las mujeres. En 1900 era  34,76 en las mujeres y 33,85 en los hombres, con una diferencia de menos de un año a favor de las mujeres, frente a la situación de 2015, cuando la EV es de 85,5 en mujeres y 80,1 hombres, con una diferencia de 5,4 años.