Objetivo 3: Salud y bienestar

Arriba, Bouraga, Tagant (Mauritania), 2008; abajo, Hospital General de Segovia (España), 2018 © F. Sánchez Aguado

Objetivo 3: Salud y bienestar

Como el resto de los ODS, completamente interconectados, el Objetivo 3 (Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades) es tanto un objetivo en sí mismo como un medio para lograr los demás.

Así, en la foto de arriba se ve un niño pequeño en una aldea africana que no solo se encuentra en un ambiente poco saludable (medio desnudo, con alambres, ganado y basura alrededor), sino que vive en una comunidad sin acceso a educación, agua limpia o energía no contaminante. Por el contrario, la foto de abajo muestra a un paciente en un hospital público de un país europeo que, a pesar de los recortes derivados de la reciente crisis económica, ofrece unos servicios sanitarios universales de gran calidad, constituyendo una parte básica del Estado de bienestar.

Aunque ha habido grandes avances en la lucha contra las enfermedades infecciosas y ha mejorado la salud reproductiva, materna, neonatal e infantil, sigue habiendo grandes diferencias, llevándose lo peor los países del África Subsahariana. Además, han aumentado las muertes por accidentes de tráfico o las causadas por contaminación atmosférica.

Junto a la reducción de la mortalidad materna, neonatal e infantil, o poner fin a las epidemias de SIDA, tuberculosis, malaria y enfermedades tropicales desatendidas y combatir la hepatitis o las enfermedades transmitidas por el agua, una importante meta de este Objetivo es lograr la cobertura sanitaria universal, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos.