Objetivo 2030: reducir a menos de 12 por 1.000, las muertes de menores de cinco años

1625. Niño protegido con cinturón de amuletos (España) © Museo del Traje

Objetivo 2030: reducir a menos de 12 por 1.000, las muertes de menores de cinco años

El control de las muertes infantiles en menores de cinco años está muy ligado a los avances y aplicaciones del conocimiento sanitario, pero también del entorno social. El control y prevención de la infección, que caracterizó la primera transición epidemiológica a través de cuarentenas, potabilización del agua, sanitarios y recursos higiénicos, y medicamentos, finalizó en los países ricos hace más de 60 años, pero está en diferentes estados transicionales en los más pobres. La vacunación infantil permitió erradicar la viruela y avanzar mucho en la erradicación de la polio y del sarampión.

En 2015 Homo sapiens pierde todavía a 43 de cada 1.000 de sus menores de cinco años. La mitad de estas muertes se concentra en África Subsahariana, a pesar de que entre 1990 y 2015 se redujeron a menos de la mitad en el conjunto de sus países (de 180 a 83 por 1.000).  En cifras absolutas, corresponden a tres de los seis millones de menores de cinco años muertos en 2015.

Angola y Chad tienen la mayor tasa mundial de muertes en menores de cinco años (respectivamente 157 y 139 por 1,000), frente a la menor de Finlandia y Luxemburgo (países en los que solo muere uno de cada 1.000 menores de cinco años).


Foto, Francisco Javier Maza Domingo